viernes, 8 de enero de 2010

Lost horse...

Otro año que pasa.

Y ya hace dos que estoy con Nephi.


Ahora mismo sigo en mi casa, con una diferencia. Estoy solo.

He intentado hablar con Mike, no coge el teléfono.

Como bien me dijo ahora no puedo mendigar cariño...

Pero es que no pido tu cariño Mike.
Si me estás leyendo que supongo que si, solo quiero que sepas que no voy a pedirte nada. De hecho nunca te he pedido nada. Disfrutamos de nuestra compañia, eres alguien muy importante para mí ya lo sabes, al igual que sabes que te quiero pero sabes que nunca te he querido como quiero a Nephilim y no lo he escondido.

Cuando me conociste ya sabias a que persona acompañabas a casa, me conoces, creo que es injusto que reacciones así cuando ya sabias que esto pasaria si el volvia.

Tienes derecho a estar triste, y tienes razón soy un gilipollas, soy subnormal y lo reconozco pero siempre he sido el mismo subnormal.

No me importa cuantos palos me peguen, no me importa cuantas piedras me tiren, estoy dispuesto a volver a ser un maldito chucho abandonado, porque aunque muera, aunque me sangren las rodillas por tener que tirarme al suelo a suplicar no pienso perderle. No puedo permitirme perderle.

Mike, mi vida no tiene sentido sin él. Intenta entenderlo.


Me gustaria rogarte que no salgas de mi vida, que sigas a mi lado como el amigo que te considero, pero no puedo. Eres una persona maravillosa, te mereces algo mejor que tirar de las riendas de un cowboy perdido.






Espero que todos los que leeis tengais un buen principio de año.

Sed tan felices como podais.









See you Hell Cowboys



James.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada