lunes, 28 de diciembre de 2009

Lost Cowboy

Sentado en la terraza, con un cigarro liado entre los dedos, tabaco de liar esparcido a grupitos sobre la mesa, papeles de arroz arrugados y boquillas desperdigadas.

Liquido ambarino en el vaso, haciendo flotar un par de hielos.

Y sus ojos... perdidos en el cielo, pensando que hacer.

El ceño fruncido y una sonrisa, ¿Es eso posible?




...y ¿en que piensa James ahora que lo tiene todo y aun así sigue pensando que no tiene nada?En que su amor aparece por ráfagas, haciendole latir de forma intermitente el corazón.
En que le remuerden la conciencia ciertas cosas y luego se alegra por otras, y hay algunas que todavía ni sueña con que pasen pero ya le dan ganas de empalmarse como un maldito desesperado.




Y... ¿Si me pierdo en Texas? ¿Vendrá alguien a buscarme? ¿Cuánto echaré de menos Londres?



...y se rie como un poseso sin poderlo ni quererlo evitar, porque que más da todo cuando no pides nada más que la situación perfecta para ser feliz?






Os quiero nenas ;)

James.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada